All we ever need,
was in front of each other
One more night.

Y una vez más el ciclo volvía a girar. Había jugado con el fuego, se había acercado demasiado… y terminó quemándose. Quemándose en un ardor que dolía mucho más que el ardor de mil infiernos. Pero, era momento de resignarse. Rachel no podía más, y ella, en lo profundo de su consciencia estaba segura que era lo mejor. Después de todo, ya había presentado muchas muestras de egoísmo, lastimando a Rachel y dejándola regresar a sus brazos solo para lastimarla de nuevo. Esta vez no podía ser así. Esta vez… tenía que dejarla ser feliz.

Pero, el dolor en su pecho se extendía. Y se preguntaba, una y otra vez, que estaría haciendo. En si la odiaba. En si la dejaría entrar de nuevo a su corazón… no. No, no podía pensar eso… pero… diablos. La tentación, la manera en que habían pasado tan solos segundos desde que sus labios se habían separado de los de Santana esa mañana y ya la estaba extrañando, porque sabía que la iba a perder, de nuevo. Terminó de debatir consigo misma y tomó las llaves de su vehículo, poniendo un sweater café claro abierto sobre su blusa de color azul oscuro, unos jeans y su pelo suelto, un poco enmarañado por las veces que pasó sus manos por su rubia melena en frustración por sus pensamientos. Se dirigió a su destino en su mini cooper rojo y en unos cuantos minutos llegó a la casa inundada de gente con bebidas y la música retumbando en el ambiente. Se bajó del vehículo y entró, rezando por no encontrarse a Lexy ya que no tenía muchas ganas de pelear, al menos no con alguien que no fuera Santana.

1 year ago with 35 notes


  1. thebigstarberry reblogged this from shortskirtsfabray and added:
    Definitivamente Quinn tenía el don perfecto para desesperarla pero era algo que no iba a dejar que lograra en esos...
  2. shortskirtsfabray reblogged this from thebigstarberry and added:
    Las vibras viajando por todo su cuerpo la estremecían y la hacían más y más débil con el paso de los segundos. Pero, con...